PERREA PERREA

Hoy venimos a gozal, a bailal, a darle bien duro, baja mamita, sube papito, dale, goza, suavecito, dame, toma...yaaaaaaa!!!! ¡Por favor, que estrés!, me he cansado con tan sólo escribirlo. Este es el kit literario básico de un buen reggaetonero.
Tod@s saben que estamos hablando del "estilo musical reggaeton",  que proviene de la fusión entre el rap y el reggae. Veamos algunos ejemplos de letras y comentarlas:


 


Le pase el rastrillo por el pasillo
Estoy que corto como cuchillo
Medio coci'o, tranquilo yo la pillo
No se pone difícil, la tengo en el bolsillo


A ver..."señor compositor"...¿Cuántas horas te has estado "estrujando" la cabeza, para crear esta genialidad literaria? ¡Qué arte!, ¡que glamour!, ¡que poderío!.

Veamos otro ejemplo que tod@s conocemos "desgraciadamente":

A ella le gusta la gasolina

(Dame más gasolina!)
Cómo le encanta la gasolina
(Dame más gasolina!)
A ella le gusta la gasolina
(Dame más gasolina!)
Cómo le encanta la gasolina
(Dame más gasolina!)

Pero...¿Quien canta? ¿Quiere más gasolina? O bien el autor tiene un grave problema de adicción, o quien canta es un Audi R-8, porque esta letra no...no... no tiene ni pies ni cabeza.

Ahora les voy a poner un último ejemplo, es mi preferido dentro de las tantas canciones que tuve que escuchar, a mi pesar, para poder escribir este artículo. Juzguen ustedes mism@s:

Yo soy un mujeriego
Te digo no lo niego
Soy un bellako
Y con todas las mujeres juego
Yo no me voy en cero
Cuando salgo en los jangueo
Minimo gano un chupop
Y doy peo
* (Clase de ortografía patrocinada por un reggeatonero)





Es el momento de ponernos serios, y analizar con un poco más de profundidad dicho estilo musical. Después de tener que escuchar canciones de reggaeton, y estar toda una tarde escuchando la misma base una y otra vez; atún, pan, atún, pan, atún, pan... noto que tienen un problema rítmico, ¡son adictivas! Tienen ese sonido repetitivo y único, que se te mete en el cerebro y no puedes dejar de tararear ¡Qué horror!


Desglosando un poco las letras de este estilo musical, podemos hacer un resumen y recoger algunos datos; en su mayoría, hacen alusión a las drogas, al alcohol, a la velocidad, al dinero fácil y estilo de vida ostentoso, sexo implícito, bailes visualmente llamativos, un argot muy peculiar y específico, son los rasgos más característicos de este estilo musical.



Por otro lado, y para mí el más importante, y el que quiero analizar, son el tipo de relaciones que reflejan. El tipo de amor que promociona en sus elaboradas letras.
Las letras todas, o casi todas, ya que he visto en algunos foros defensores del reggaeton romántico (vete tú a saber que es eso). La mayoría de sus letras son totalmente denigrantes para las mujeres, tratándolas como objetos sexuales, de uso exclusivo sexual, comparándolas con animales (principalmente perras y lobas). 
Me cuesta creer que muchos adolescentes, sobre todo muchas chicas, les guste escuchar este estilo de música. Que no se paren a escuchar las letras, y logren identificar el trato machista de las mismas.



El grave problema que detecto, es el aumento de las relaciones tóxicas que existe hoy en día, y cada vez en parejas más jóvenes. Relaciones en las que el desgaste emocional es el mantenedor de la relación, dónde se desdibujan e intervienen artimañas del tipo de manipulación, culpa, chantaje emocional, ironía, control, posesión, competición... como a mí me gusta llamarlos, vampiros emocionales. Relación que carga de malas energías y en la mayoría de las veces, es difícil romper con esa dinámica y escapar de la relación.
Si estás dentro de una relación tóxica, o conoces a alguien que se encuentre en esta situación, deberías pensar que aporta de positivo y tomar medidas al respecto.

Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente. ( Dalai Lama)

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero