FELIPITO; EL VELERO DE MÁSTIL FLOJO

Érase una vez, una reina que vivía en un hermoso palacio. Nuestra reina del cuento se llamaba Carla. Lo tenía todo, su palacio, su carro, sus caballos, un reino bello, grandes lujos y sobre todo, lo que más amaba, su velero.
Ella era amante de su velero, de dar paseos sobre ese velero lindo. No era el mejor velero del mundo, no era el más lujoso, ni el más grande, pero... era el suyo. Tenía un alto valor emocional para ella, lo apreciaba, lo mimaba, lo cuidaba, lo estimaba.


Una mañana de primavera, Carla se despertó muy temprano con ansias de salir a navegar. Muy eufórica abrió los ojos en su cama y pensó que podría ser un buen momento para navegar, para surcar los mares, para que el viento la despeinara, y sudar salitre por los poros de su piel.
Corrió hasta su pequeño muelle, y allí estaba él, Felipito, así es como se llamaba el velero. Firme anclado a su muelle de siempre. Felipito estaba reluciente, brillante por el reflejo del sol en el amanecer.
Carla se acercó tÍmidamente a Felipito y le susurró...

 - Felipito, hoy me apetece navegar, me apetece surcar los amplios mares y dejarme llevar por ti.

Felipito estaba encantado de que su reina le reclamara sus servicios, que le solicitara, así que le permitió que se montara en él.

- Señora la llevaré muy lejos, le daré el mejor paseo que jamás ningún velero le ha podido dar, será inolvidable y lo recordará para siempre.

La reina Carla estaba muy feliz y ansiosa a la vez. Se colocó el chubasquero para evitar las salpicaduras, agarró el timón, elevó ancla y subió el mástil.

- ¡Surquemos Felipito, llévame bien lejos! exclamó la reina.

El paseo comenzó muy lentamente y de una manera muy agradable, pero poco a poco Felipito fue alcanzando velocidad. La reina Carla disfrutaba del hermoso paseo, recreándose la vista del paisaje. Ya habían recorrido unas cuantas millas, cuando de repente... ¡Zasssss! ¡se escucha un crujido y el mástil cae entero!
 
- ¡OHHH! ¡ Felipito! ¿Qué pasa?
Carla muy angustiada le decía... ¿Te ocurre algo? ¿Ya no quieres navegar conmigo?

Felipito no entendía que pasaba, se sintió avergonzado por lo sucedido e intentaba poner mil y una excusas... 

- ¡es que... estoy agotado!, ¡el calor!, ¡es mucha presión, ser el velero de la reina!

La reina Carla empezó a dar vueltas a lo sucedido. Sentía una mezcla entre "desilución", porque su viaje se hubiera acabado así, y "pena", por ver a Felipito tan angustiado.
Pero justo en ese momento tomó una decisión. Se levantó rápidamente y le dijo... 

- ¿Sabes qué? Felipito... no pasa nada, seguramente que no es nada. Además, si te fijas a tu alrededor, podremos disfrutar de este maravilloso amanecer.

La reina Carla se tumbó junto al timón de Felipito en el suelo, y disfrutó placidamente el precioso amanecer que tenían ante sus ojos. No pensaron en nada, no hablaron de nada, simplemente se dedicaron a estar allí, uno con el otro.
Sin darse cuenta, unas horas después, habían llegado al puerto por la corriente del mar.

- ¡Vaya Felipito, hemos llegado!, ¡Qué alegría!

La reina Carla atracó su hermoso velero al muelle y disfrutaron de un bonito día en el pantalan.
¡Colorín colocado, este velero ha atracado!
Recuerden Cupider@s que la expectativa es la madre de toda frustración. ¡Jaque mate!

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR

Comentarios

  1. Atravieso un momento que este cuento me daja sin palabras. Puede que por eso el jaque mate. No me gusta perder al ajedrez. Pero tengo el mástil roto también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del ajedrez tiene fácil solución...

      Eliminar
    2. Bueno. No sería la primera vez que juego a distancia. Y cuando no teníamos los medios de hoy en día. Mandaba mi movimiento por correo postal a Dinamarca donde estaba mi amigo y tenía que esperar a recibir el suyo.
      sería todo un placer.

      Eliminar
  2. Me he sentido Carla por un momento!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho que hayas tenido que ver a la deriva...

      Eliminar

Publicar un comentario

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

POLÍTICA DE PRIVACIDAD



El presente Política de Privacidad establece los términos en que LA MIRILLA DE CUPIDO usa y protege la información que es proporcionada por sus usuarios al momento de utilizar su sitio web. Esta compañía está comprometida con la seguridad de los datos de sus usuarios. Cuando le pedimos llenar los campos de información personal con la cual usted pueda ser identificado, lo hacemos asegurando que sólo se empleará de acuerdo con los términos de este documento. Sin embargo esta Política de Privacidad puede cambiar con el tiempo o ser actualizada por lo que le recomendamos y enfatizamos revisar continuamente esta página para asegurarse que está de acuerdo con dichos cambios.

Información que es recogida

Nuestro sitio web podrá recoger información personal por ejemplo: Nombre, información de contacto como su dirección de correo electrónica e información demográfica. Así mismo cuando sea necesario podrá ser requerida información específica para procesar algún pedido o realizar una entrega o facturación.

Uso de la información recogida

Nuestro sitio web emplea la información con el fin de proporcionar el mejor servicio posible, particularmente para mantener un registro de usuarios, de pedidos en caso que aplique, y mejorar nuestros productos y servicios. Es posible que sean enviados correos electrónicos periódicamente a través de nuestro sitio con ofertas especiales, nuevos productos y otra información publicitaria que consideremos relevante para usted o que pueda brindarle algún beneficio, estos correos electrónicos serán enviados a la dirección que usted proporcione y podrán ser cancelados en cualquier momento.

LA MIRILLA DE CUPIDO está altamente comprometido para cumplir con el compromiso de mantener su información segura. Usamos los sistemas más avanzados y los actualizamos constantemente para asegurarnos que no exista ningún acceso no autorizado.

Cookies

Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web.

Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, visitas a una web . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Enlaces a Terceros

Este sitio web pudiera contener en laces a otros sitios que pudieran ser de su interés. Una vez que usted de clic en estos enlaces y abandone nuestra página, ya no tenemos control sobre al sitio al que es redirigido y por lo tanto no somos responsables de los términos o privacidad ni de la protección de sus datos en esos otros sitios terceros. Dichos sitios están sujetos a sus propias políticas de privacidad por lo cual es recomendable que los consulte para confirmar que usted está de acuerdo con estas.

Control de su información personal

En cualquier momento usted puede restringir la recopilación o el uso de la información personal que es proporcionada a nuestro sitio web. Cada vez que se le solicite rellenar un formulario, como el de alta de usuario, puede marcar o desmarcar la opción de recibir información por correo electrónico. En caso de que haya marcado la opción de recibir nuestro boletín o publicidad usted puede cancelarla en cualquier momento.

Esta compañía no venderá, cederá ni distribuirá la información personal que es recopilada sin su consentimiento, salvo que sea requerido por un juez con un orden judicial.

LA MIRILLA DE CUPIDO Se reserva el derecho de cambiar los términos de la presente Política de Privacidad en cualquier momento.

Entradas populares de este blog

JUEGOS SEXUALES PARA PAREJAS

¿ERES CONSUMISTA EMOCIONAL?