¿QUIÉN ENREDÓ MI HILO ROJO?

¿Quién enredó mi hilo rojo? El buen desenredador que desenrede mi hilo rojo, buen desenredador será.


Desde Oriente, nos llega la siguiente historia. Los japoneses, tienen la creencia que todo el mundo está conectado a través de su dedo meñique por un lazo rojo, con todas aquellas personas con la que tienen un vínculo emocional/afectivo. ¿Por qué un hilo rojo?, ¿Por qué en nuestro dedo meñique? Veamos el simbolismo de esta historia.






El hilo rojo simboliza la arteria ulnar que se extiende desde nuestro dedo meñique hasta nuestro corazón. "Centro neurológico" de todas nuestras operaciones afectivas. Según los japoneses, estamos predestinados a conocer a esas personas que están enlazadas con nosotr@s por ese vínculo, atados por ese imaginario cordel rojo.



El color rojo tiene varios simbolismos. Como puede ser el de peligro o de poder, entre otros. Pero nos quedaremos con los significados que se centran en esta cuestión; el AMOR. El rojo un color primario, que evoca a las emociones, atribuído al fuego, a lo caliente, lo pasional. Si se paran a pensar, llega a ser hasta contradictorio con respecto al amor; tanto Cupido como el Demonio están caracterizados por el mismo color. ¿El amor duele?, ¿El amor es el DEVIL?, ¿Las dos caras del amor?... cuestiones varias que no me dejan indiferente.


Toda esta historia me lleva a recordar lo que Paulo Cohelo escribió:



Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella…



Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderás siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y les impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día, alguno de los dos dejará de intentarlo… Se rendirán y buscarán a esa otra persona que acabarán encontrando.



Pero les aseguro que no pasarán una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más…


Todos saben de qué estoy hablando, porque mientras estaban leyendo esto, les ha venido su nombre a la cabeza.
Se librarán de él o de ella, dejarán de sufrir, conseguirán encontrar la paz (le sustituirán por la calma), pero les aseguro que no pasará un día en que deseen que estuviera aquí para perturbarlos.
Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias”


UN HILO ROJO INVISIBLE CONECTA A AQUELLOS QUE ESTÁN DESTINADOS A ENCONTRARSE, SIN IMPORTAR TIEMPO, LUGAR O CIRCUNSTANCIAS. EL HILO ROJO SE PUEDE ESTIRAR, CONTRAER O ENREDAR, PERO NUNCA ROMPER"



                            


El dedo meñique o dedo de Mercurio, según la astrología, simboliza las relaciones afectivas, ya sean familiares, de amigos e incluso sexuales. En muchas culturas, se vincula el dedo meñique con una promesa. Por este hecho, se conoce el símbolo de cruce de meñique a la hora de hacer una promesa. Tengan mucho cuidadito a la hora de romper alguna de ellas, porque la idea originaria, dice que si se incumple la promesa, deberás cortarte el dedo meñique. A más de un@ l@ vería con los muñones en los sobacos...



Cada cultura tiene diferentes simbolismos con respecto al dedo meñique. Por ejemplo en Japón como hemos visto significa lealtad a una promesa. En la India significa amistad rota o enfado y en China se considera vulgar. Y en mi pueblo simboliza que llevas una torta considerable, y cada vez que empinas el codo, se te "levanta el meñique".

Quizás Mcgiver con un simple hilo rojo, hubiera hecho maravillas, pero primero necesitaría los superpoderes de algún superhéroe para ver este cordel imaginario. Aun así, yo me voy a la ferretería a ver si consigo una lupa de muchísimos aumentos, y sigo el rastro de mi hilo rojo.





Recuerden Cupider@s que un buen destino, es que dos personas se encuentren cuando ni siquiera se estaban buscando.


LES QUIERO CON MUCHO HUMOR.


Pueden seguirme en:
Facebook: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Pinterest: La Mirilla De Cupido


Este post va dedicado a ese lazo rojo de mi meñique, a esa persona que anda por el mundo atada a mí, y que por esa extraña razón, que la propia razón no entiende, sigue ahí por SIEMPRE, sin estar aquí. Porque el AMOR no es lo que quiero sentir, sino lo que siento sin querer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero