HOT ZONE. ZONAS ERÓGENAS

Imagino que al leer el título, esperaran que les dibuje un patrón o mapa detallado para "la búsqueda del tesoro". Pero creo que eso será prácticamente imposible. Básicamente, porque cada individuo es un ser único y diferente. A pesar de que hay unos patrones comunes tanto para hombres como mujeres.
No les voy a dar sitios claves y únicos para explorar placer en el cuerpo de su pareja. Creo que será mucho más productivo y eficaz, explicar como funciona el cuerpo humano. Si tienen en cuenta una serie de "condiciones o datos", la exploración será mucho más efectiva.



¿Qué es una zona erógena?

Son aquellas partes del cuerpo (no solo los genitales), que aportan placer al ser estimuladas, debido a  que poseen una mayor sensibilidad, por tener una alta concentración de terminaciones nerviosas.

El placer de amar nuestro cuerpo

- Observar tu cuerpo: este es un ejercicio no apto para todo el mundo. Parece muy simple contemplarnos ante un espejo ¿no? Lo hacemos todas las mañanas a la hora de prepararnos para ir a clases o a trabajar. Pero este ejercicio va mucho más allá de percibir nuestro reflejo ante el espejo.

En muchas ocasiones, debido a los complejos, a las inseguridades, a la falta de autoestima, no percibimos un fiel reflejo de nuestra imagen, y el espejo nos devuelve una imagen errónea de nuestro cuerpo. Un ejemplo muy básico, podríamos encontrarlo en la anorexia. Pero no hay que llegar a tener un trastorno alimenticio, para no percibir ni amar nuestro cuerpo de una manera sana.

Un ejercicio sano para amar y respetar nuestro cuerpo, es sentarnos ante el espejo a contemplarlo. Contemplarlo sin hacer juicios, sin hacer críticas. Tu cuerpo te hace único y especial, incluso con aquellos defectos que vemos y queremos corregir. 
Si logras amar y respetar tu cuerpo, como algo mucho más valioso que una simple carta de presentación hacia el exterior, te favorecerá a la hora de sentir y recibir placer. Te sentirás merecedor/a de ese placer. No juzgues tu cuerpo, ámalo.

Auto exploración: un ejercicio importante para aceptar y conocer nuestro cuerpo al completo, es la auto exploración. 

Esto viene siendo como el amor, si no nos queremos a nosotr@s mism@s, no podemos pretender que l@s otr@s nos quieran. Pues con el placer corporal es igual, sí ni nosotr@s mism@s, somos capaces de conocer nuestro cuerpo y aportarnos placer, no esperen que venga otr@ y lo haga.

La masturbación es casi algo innato en el ser humano, ya que desde que somos niñ@s, autoexploramos nuestro cuerpo de manera natural; bien por curiosidad o bien por placer.
L@s niñ@s aún no tienen desarrolladas las normas sociales, no poseen tabúes. Ell@s son pur@s y limpi@s, son más san@s de alma que cualquier adulto... y hacen las cosas sin un porqué en muchas ocasiones.
Pero recuerden que si les pica la mano, no hay normas sociales que te impidan "rascartela", pues debemos crear consciencia para que si te "pica"... te puedas rascar sin ningún tipo de tabúes ni represión social. Porque tu cuerpo es tuyo, y de nadie más... eso sí... no creo que en el trabajo, en el supermercado o en la escuela sea un sitio "para rascarte". A pesar de que vivamos una sexualidad sana y sin tabúes... es parte de nuestra intimidad.


Tipos de zonas erógenas

- Zonas erógenas primarias: incluye los órganos que producen el orgasmo directamente.
En las mujeres serían el clítoris y la vagina y en los hombres sería el pene.
Pero me arriesgo en incrementar en AMBOS el ano, debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que posee el mismo. A pesar de que muchos "machotes" saldrán con la expresión típica... ¡por ahí ni el pelo de una gamba!

- Zonas erógenas secundarias: son zonas del cuerpo que necesariamente no tienen que ser órganos sexuales propiamente dicho. Al estimular estas zonas, producen placer, sin necesidad de alcanzar el orgasmo directamente. 
En las mujeres podemos encontrar: el pecho, el pubis, nalgas, los labios vaginales... En los hombres encontramos: el perineo, las nalgas, el interior de los muslos, testículos...

- Zonas erógenas potenciales: a estas zonas erógenas, las denomino yo, zonas con personalidad. Porque cada persona tiene un mapa de placer diferente al resto, un patrón de sensaciones único.
Aquí podríamos incluir aquellas zonas que sirven para estimular o provocar la excitación de las zonas primarias. Son un puente de unión tanto para provocar una erección o que la vagina comience a humedecerse.
Podríamos denominarlas por un alto valor de erotismo, debido a que son altamente personificadas y exclusivas. Podemos encontrar zonas como el ombligo, la espalda, los pies...

¿Cómo estimular cada una de ellas?

Hay algunos estudios que se han centrado en la manera de estimular cada una de las diferentes zonas erógenas, haciendo diferenciación en 3 tipos de "estimulación"; acariciando, presionando o vibración.  Solo es cuestión de ir probando como la otra persona alcanza más placer a la hora de estimular cada zona. Veamos cada una de ellas:

- Presión: al presionar sobre ciertas zonas de nuestro cuerpo, activamos las terminaciones nerviosas de las mismas, proporcionándonos placer. Un ejemplo muy común, podría ser el clítoris, el ano, el pubis o pezones (tanto masculinos como femenino)

- Acariciando: es otra forma muy común de alcanzar placer. Las zonas que suelen lograr el placer a través de las caricias son: el perineo, las nalgas, el pecho, el cuello, la espalda y los muslos (en ambos sexos).

- Vibración: aquí intervienen los objetos que vibren, tanto explícitamente los diseñados como juguetes sexuales, como aparatos de masaje... o vete tú a saber con lo que cada uno puede aportar "vibración" en sus /tus zonas erógenas... los taladros también vibran... ahí lo dejo.
Las zonas comúnmente que adoran las vibraciones suelen ser los propios genitales de ambos sexos.

Un dato curioso sobre todo para las chicas, es si necesitan saber si la vibración de algún juguete les va a gustar, es probar la vibración en la punta de la nariz. Es una zona con una sensibilidad parecida a la del clítoris o vagina.


Recuerden Cupider@s que solo hay un templo en el mundo, y es el cuerpo humano, cuando nuestra mano toca nuestro cuerpo, realmente toca el cielo ( Novalis).

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR

Les recuerdo que pueden seguirme a través de
Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

1 comentario:

  1. Aclaradas quedan, no vaya a ser que alguien aún dude. Y que se pongan las pilas los hombres, menos prejuicios y más dejarse llevar, que un masaje prostático es muy placentero y no por ello se es "menos hombre".
    Gracias por compartir.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero