¿TIENES MIEDO AL AMOR?

¿Sabes lo que es la Filofobia?
La filofobia es el miedo injustificado e irracional al amor. Las personas que padecen de filofobia suelen buscar relaciones imposibles, dónde nunca podrán llegar a enamorarse. También suelen buscar parejas que terminarán por dejarles, para así evitar el enamoramiento o empezarán a buscar defectos inexistentes.



Siempre que me hacen la clásica preguntita... ¿Qué buscas? No puedo evitar reírme y responder - ¡Las llaves!, ¿Las has visto?
Las relaciones personales no se deben "buscar", solamente surgirán. Cuando comienzas a conocer a una persona, es como una pizarra en blanco, dónde iremos dibujando con los datos que vamos conociendo de la otra persona, todo lo que nos aporta. ¿Recuerdan en el cole, aquellos dibujos que realizábamos uniendo puntos de números? Pues algo similar ocurre con las relaciones. Vamos uniendo puntos, y vamos a ver que sale... Esta etapa debe ser progresiva, ir poco a poco pintando una "relación social", ya sea amistad, pareja, amante... 
Si nos centramos en las relaciones amorosas únicamente... aquí las personas que temen al amor empiezan a sentirse incomodas, al detectar esos sentimientos "agridulces". Y justo en ese momento... salen corriendo o sabotean la relación... ¡he visto flanes con más huevos que tú!



Ahora resumiré en 4 bloques, los posibles motivos que pueden llevar a una persona a sentir este miedo al amor:

- Vulnerabilidad: muchas personas se sienten cómod@s en su "zona de confort", y para ell@s, comenzar una nueva relación es entrar en "un mundo desconocido" que perturba esa zona segura donde se mueven como pez en el agua. A su vez, amar de una forma sana, implica abrirse al otr@, darse a conocer. De este modo nos desnudamos ante el otr@, sin máscaras, sin caretas.

- Tanto apuestas, tanto ganas/pierdes: como todo en esta vida es cuestión de arriesgarnos. Tenemos un 50 % de probabilidades de ganar y otro 50 % de perder. Pero ese miedo que a veces nosotr@s mism@s nos infundamos, nos paraliza. El miedo a sufrir nos aleja de sentir cosas maravillosas. Es como ponerse la venda antes de la herida. Prohibirnos sentir amor por miedo al dolor y al desamor... INCONGRUENTE, ¿verdad?

-  Revivir heridas del pasado: Tod@s hemos sufrido en alguna ocasión desamor, tod@s hemos pasado por una ruptura, y a tod@s nos ha dolido "el amor". Cuando abrimos una nueva etapa y comenzamos a sentir, reaparece ese mecanismo de defensa, que incluso puede ser sano. Nos pone en alerta, ¡Esto ya lo he vivido antes, y no salió bien! Es sano que nuestro cuerpo utilice mecanismos de defensa, pero lo que es insano, es que ese miedo nos paralice y no nos deje avanzar, ni sentir experiencias nuevas, por lo que otra persona nos hizo. La suerte de que tod@s seamos diferentes, es que podamos elegir lo que sí y lo que no queremos en nuestras vidas.


- Autoestima: En muchas ocasiones la falta de autoestima puede llevarnos a la imposibilidad de amar, por una muy simple razón... sí ni tú mismo te quieres, ¿Cómo pretendes que otro lo haga? La mayoría de las veces somos muy críticos con nosotr@s mism@s, y escuchamos "inconscientemente" esa vocecita que nos habla desde el interior, diciéndonos que no somos merecedores del amor. La mayoría de las veces, ni somos conscientes de ello, y lo más probable que si le preguntamos a alguien que... ¿si se quieren?, automáticamente respondan... ¡si, si, claro! Pero una buena autoestima, no es simplemente mirarse al espejo y valorar un buen físico, o ciertas cualidades, va mucho más allá. Y en muchas ocasiones, se proyecta una "falsa alta autoestima", para tapar esas carencias.


El miedo es la emoción más difícil de manejar, el dolor lo lloras, la rabia la gritas, pero ¿el miedo? El miedo te paraliza. Por uno o varios motivos de los mencionados anteriormente, a veces nos metemos en la espiral del miedo. Sin casi darnos cuenta, pasamos de la prudencia a la parada en seco . 
Si te paras a pensar, el propio miedo a sufrir, ya es un auténtico sufrimiento, así que mi Cupiconsejo es que abran sus mentes y corazones, que no por tener una mente abierta, nuestro cerebro saldrá volando.
Me parece inhumano que el miedo logre manejar la vida de alguien. En mi caso, me gusta ser la propia dueña de mi vida y de mis decisiones, y no permito que nada ni nadie, ni si quiera el orgullo, tome las decisiones por mí. Si quiero algo, voy de cabeza a por ello, total... ¿Qué malo me va a pasar? ¿No conseguirlo? Así estoy ahora mismo, sin nada, ¿no?
Muchas personas no viven sus sueños, por estar viviendo sus miedos. ¡Qué triste!, ¿verdad?
Si no tuvieras miedo, ¿Qué harías? Pues ser feliz. Así que deja de tener miedo por lo que pueda ir mal y comienza a disfrutar con lo que pueda ir bien.
 



Recuerden Cupider@s que hay que amar sin medida, sin limites, sin complejo, sin permiso, sin coraje, sin consejo, sin duda, sin precio, sin cura, sin nada. No tengas miedo de amar, vertirás lágrimas con amor o sin él.

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero