9 GAZAPOS EN LA CAMA

¿Crees que eres buen@ en la cama?, ¿Alimentas las pasiones de tu pareja?, ¿Mantienes la llama del deseo en tu relación?
Una relación no solo se alimenta de amor. Intervienen muchos otros factores, y todos tienen la misma importancia. Entre ellos, y muy significativo, es mantener la llama de la pasión activa.
Con los años, las relaciones tienden a ir acomodándose, y perdiendo interés entre las sábanas.
Veamos nueve ejemplos de prácticas que realizan algunas parejas, y que van apagando ese frenesí inicial de las relaciones.


1. MONOTONÍA

Como dice el refrán... " el amor se evapora al calor de la rutina".

Con el paso de los años, el ritmo de vida, el trabajo, l@s niñ@s... y un largo etcétera de obligaciones y responsabilidades que nos rodean, las parejas se van alejando en la cama. Hay que ser consciente que nutrir esa unión, es un trabajo del día a día. Que tomar una postura cómoda no favorece para nada los buenos hábitos de la relación.
Hay que reactivar la vida sexual entre la pareja. Tener pequeños detalles, motivar al otr@, innovar, y reavivar esos momentos apáticos, y de sequía por los que a veces las relaciones pasan.

2. MIEDO A PROBAR COSAS NUEVAS

En relación con el punto anterior, los juegos sexuales que hoy por hoy tenemos, es un gran avance para mitigar la desgana del dormitorio. Actualmente, en el mercado existe una gran variedad de artículos para llevarnos a la alcoba y alegrarnos los días y las noches.
También cabe destacar, que ya un sex shop no es un sitio lúgubre, dónde acuden marineros en busca de un buen whisky y un poco "de amor". Existen muchos sex shops, donde el trato, el diseño, el asesoramiento, son condiciones indispensables para las parejas. Los sex shops se han convertido afortunadamente en ludotecas para adultos, que acercan un nuevo mundo sin tabúes a las parejas, que están inmersas en la monotonía y la rutina. No tengas miedo, y adéntrate en probar nuevas experiencias.


3. OLVIDAR LOS PRELIMINARES

Tristemente, aun existien personas que entienden el sexo como... "meter y sacar". ¡Pobres ilus@s!

El sexo como yo lo entiendo es placer, y puede ser desde un simple beso, una caricia e incluso... una mirada cómplice.
Está genial "los aquí te pillo y aquí te mato", pero hay mucho más que todo eso. No debemos descuidar ciertos aspectos necesarios para el disfrute de ambos, tanto para ella como para él.
¡No es tan importante llegar al destino, sino disfrutar del viaje!

4. USAR LA CAMA COMO UNICO LUGAR DE PASIÓN

Es cierto que la cama es uno de los lugares más cómodos, pero su finalidad es dormir. ¡NI MÁS NI MENOS!

Anteriormente, vimos lo dañina que es la monotonía para mantener la pasión en una relación. Pues usar el mismo lugar siempre, es también nocivo. Hay que echarle imaginación y probar sitios nuevos.
Para los cocinillas, que tal si prueban en la cocina, en el pollo, en el fregadero, en la mesa del comedor... Para los aventureros, el campo, la playa, el coche... Para los cinéfilos el cine e incluso el videoclub...
Se trata de no monopolizar el lugar de la pasión, de aventurarse, de probar e innovar, para alimentar el deseo y la pasión.

5. OLVIDARNOS DE NOSOTROS MISMOS

Una relación es cosa de dos, o de tres, o de cuatro... ya cada uno se lo monta como puede. 

Está muy bien ser entregados, y querer aportar placer a nuestra pareja. Pero siempre sin olvidarnos de nosotr@s mism@s. Satisfacer al otr@ es muy importante, pero respetándonos y cuidándonos a nosotr@s también.
Los extremos son malos, y ni podemos ser egoístas y centrarnos solo en nosotr@s, ni volcarnos en nuestra pareja, "un fifty fifty".

6. NO EXPRESAR NUESTROS DESEOS, GUSTOS Y FANTASÍAS

Debemos expresar de manera clara y contundente como nos sentimos, lo que deseamos y queremos.

Tanto para expresar opiniones y deseos en positivo como en negativo. Tenemos el total y libre derecho de decir lo que sentimos y necesitamos. Es la única manera de hacerle entender a nuestra pareja como nos encontramos. Porque ell@s no tienen una bola de cristal, porque no deben ser adivin@s y saber que todo lo que pasa por nuestra cabecita. Así que Cupider@s, hablen, digan, comenten y expresen sus deseos, que seguro que de esa manera, todo mejorará.

7. QUE LA INICIATIVA SIEMPRE LA TOME EL MISMO MIEMBRO DE LA PAREJA

Esperar a que las cosas sucedan por sí solas... como que no.  Piensen que del cielo, lo único que cae es la lluvia (y algún meteorito que otro).

Dejar a nuestra pareja, toda la responsabilidad de tomar la iniciativa, es un peso innecesario y muy incómodo.
No mostrar interés, es una de las cosas que va matando la pasión en nuestra relación de manera drástica. Transmitimos esa apatía y desinterés al otr@, y va dejando huella y mermando el deseo. A tod@s nos gusta esa dulce sensación de que nos seduzcan y de sentirnos deseados.
Tomar las riendas de vez en cuando, alimentará el deseo, así que no se me acomoden, y manos a la obra.

8. LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS

Se dice que "dónde hubo fuego, cenizas quedan". Pero... ¿Las hogueras de San Juan, no pasaron ya?
Nombrar continuamente a tu ex, es una señal clara que esa puerta no la has cerrado, que aun existe algún tipo de sentimiento (del tipo que sea) por esa otra persona. Aunque sea RE-SENTIMIENTO, como la propia palabra lo indica (volver a sentir). 
A ningun@ de nosotr@s, nos gusta que nos comparen con otras personas, y mucho menos con un ex de nuestra actual pareja. Tenemos que tener muy en cuenta este tipo de detalles. O bien ser honestos con nosotr@s mism@s, y admitir que nuestr@ ex, aun conserva un hueco en nuestras vidas, y no estamos preparad@s para comenzar otra relación. O tener mucho tacto a la hora de hablar con nuestra pareja, y no estar comparándol@s con nadie.
Este hecho disminuye el deseo y la pasión. Así que cuidadito con lo que decimos Cupider@s.


9. FINGIR ORGASMOS

Anteriormente escribí un post entero sobre este tema (pincha aquí).

Fingir un orgasmo es mucho más común de lo que muchos piensan, pero en ambos sexos. No se crean que somos solo nosotras las que mentimos en la cama.
El hecho de fingir entre las sábanas tiene unas consecuencias notoriamente negativas. Entre otras podríamos destacar la de generar falsas expectativas, empeorar la propia y natural capacidad de tener un orgasmo, aumentar la presión interna, y sobre todo, faltar a nuestra propia honestidad. Cosa que repercute directamente en nuestra relación. 
Una relación sana, es la que tiene una comunicación fluida, honesta, bidireccional y empática. Una relación dónde ambos pueden expresarse libremente... y si no se llega a la línea de meta... ¡se dice! Creo que no vamos a conseguir nada positivo por mentir, todo lo contrario. Porque de esta manera, estamos faltando la honestidad con nosotr@s mism@s, y con nuestra pareja... y encima no alcanzamos el orgasmo.

Y ahora después de leer todos estos maravillosos consejos, les recomiendo que no hagan caso a nada de lo que les cuento. ¡TODO ES PRODUCTO DE MI IMAGINACIÓN!


Recuerden Cupider@s que no es lo mismo decir," te deseo buenas noches" a, "te deseo, buenas noches".

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de
Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

2 comentarios:

  1. Parece que hemos llegado a un punto que muchos hombres confunden el sexo con el orgasmo, y no, hay mucho más que eso. Tener relaciones sexuales no es sinónimo de correrse y ya está.
    Carla Mila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tus palabras Carla MIla. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero