TSNR: TENSIÓN SEXUAL NO RESUELTA

¿Qué es TSNR?

Se conoce el término TSNR, como "química sexual" entre dos personas. Es una fuerte atracción sexual bidireccional entre ambos. Pero la característica fundamental de este hecho, es la imposibilidad de que surja algo entre los dos. Los motivos pueden ser muy variados, como podría ser, que alguno de los dos esté casado o simplemente tener pareja, o que sean "estrictamente" compañeros de trabajo... y el problema se agrava cuanto más tiempo pase, debido a que su intensidad irá en aumento.
En la calle, esto es lo que se viene conociendo como "te tengo ganas".

Los cinéfilos y amantes de las series televisivas, pueden identificar rápidamente este "síndrome", debido a que, en el cine se utiliza bastante para mantener al espectador enganchado, tragándose miles de capítulos, esperando a que los protagonistas "se líen".

¿Cómo funciona la atracción sexual?

Veamos como funciona la atracción en los seres humanos.
El cerebro libera la sustancia conocida como dopamina (Conocida como la hormona del placer), estimulando así varios puntos del cerebro (el núcleo accumbens, el septum, la corteza prefrontal y la amígdala). Todo esto provoca lo denominado como deseo sexual.
A su vez, tanto los hombres como las mujeres estamos condicionados por la testosterona, encargada de regular nuestros deseos y pasiones.

Podemos destacar que, el deseo sexual es un mecanismo puramente psicobiológico, dónde intervienen tanto factores endógenos como exógenos. Esto quiere decir que, influye la bioquímica de nuestro organismo, pero también, afectan los factores ambientales y los cerebrales - cognitivos.
Una nota importante a señalar, es que el deseo sexual, no está catalogado como instinto, como podría ser la sed, el hambre o el sueño. Pero viendo "algún@s animales tan primitiv@s"... me hace dudar.

Cada día, soy más consciente que somos puramente QUÍMICA, y que los niveles de hormonas de cada persona, son los que regulan nuestros comportamientos, y en especial, nuestra conducta sexual.

¿Cómo gestionar la TSNR?

En muchas de las ocasiones, la TSNR aparece en dos personas que casi ni se soportan.
Si hacen memoria, a tod@s se les estará viniendo esa persona a la mente, esa persona que les pone de los nervios y saca de sus casillas. Esa persona que cuando te la nombran, lo primero que dices es...¡¿Yo?, quítamel@ delante!. Pero bastará un... ¡Hola, ¿que tal?! para derretirte.
Es una relación que nunca llegará a buen puerto, algo imposible y con un trágico final, pero la química hace estragos en nuestra razón.
¿Qué sería de Tom sin Jerry? ¿de Piolín sin Silvestre? ¿Del correcaminos sin el coyote?... y así muchas de las parejas televisivas. Imagínate que de repente el coyote pilla al correcaminos... se acabaría "los dibus", o comenzaría una insulsa historia de amor. Yo ahí veo un claro ejemplo de TSNR.
En muchas ocasiones, simplemente es enamoramiento entre ambos, pero ninguna de las dos personas quieren ceder, y terminan por alargar ese proceso. Pero eso se llama más bien cabezonería y orgullo, no es TSNR.


¿Qué pasará si se resuelve la TSNR?

Si nos decidimos a dar el paso de "saldar la deuda pendiente", puede que obtengamos diferentes finales para nuestro maravilloso cuento.

Como mismo ocurre con las fantasías sexuales, que una vez que las cumples, parece que pierde todo tipo de interés, con la TSNR ocurre similar. Hemos alcanzado nuestro objeto de deseo, ese que ansiábamos con tanta intensidad, y una vez logrado nuestro objetivo, ya de repente, parece que carece de importancia. Ya resuelto el misterio, no nos quedan muchas ganas y se esfuma nuestro interés.

Otro desenlace podría ser, que una vez que se salde la cuenta, todo acabe ahí. Accedes a tener un encuentro con esa persona, resuelves la tensión sexual entre ambos, y todo queda en eso... "deudas pendientes zanjadas".


Y ya para los más románticos, está el cuento de hadas estupendo y maravilloso. Dónde una vez cumplida nuestra meta, de estar con esa persona, nace el amor. 
Sinceramente, este caso es el que menos sucede, o en mi opinión, es el menos probable y factible. Recuerden que somos pura química, y el deseo sexual nos mueve por química... y en el amor, intervienen muchos más factores como la aceptación del otr@.

Mi Cupiconsejo es que valoren los pros y los contras de cada situación. Que analicen con calma y detenidamente las consecuencias de "dar el salto", y si ven riesgos, si sienten que puede ser perjudicial para ambos... déjalo correr, y no te guíes de tu pasión. ¡Puede ser un deporte de riesgo!


Recuerden Cupider@s, que el sexo alivia la tensión. El amor la aumenta ( Woody Allen) 

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de
Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero