¡TE ECHO... UNA CARRERA!

En el post de hoy, vengo a hablarles de mecánica. ¡Sí, de mecánica! Ustedes pensarán que me he vuelto loca (es muy probable). Que no puedo o no debo cambiar la temática de mi blog, así de esta manera tan drástica. Pero estoy segura de que rápidamente lo entenderán.

Me gustaría que hicieran conmigo un ejercicio de visualización. Que con mis palabras vayan dibujando una historia, y ustedes sean capaces de imaginarla.


¿Probamos?


Imaginen que se encuentran en un circuito de carreras. Está a punto de disputarse una gran carrera de coches. Las gradas están llenas, la gente corea los nombres de los corredores. Todo el público está cantando y gritando.
A lo lejos, se ven saliendo de sus garajes los competidores.

Se escuchan los rugidos de los motores... ¡brruummm brummm!. 
El público se pone en pie y estalla la euforia al ver acercarse los vehículos. Es una carrera muy exclusiva y única.
Solo serán dos corredores, los que crucen la línea de metas. Dos únicos vehículos los que disputarán dicha competición.

  • ¡Ya están aquí!

A la derecha tenemos a un rápido “Citroen Sexo” deportivo. El rugir de su motor, describe claramente que es un potente coche de gasolina y automático.

A la izquierda en la línea de salida, se encuentra un impresionante “Polvo 4X4”. Este, a diferencia del anterior, es un vehículo de gasoil, y con cambios manuales.

El bramido de los motores hace estallar de júbilo a todo el público. Ambos se colocan en la línea de salida, aun estando el semáforo de color rojo.
¡Brummmm brummmm!

¡3, 2, 1!, se baja la bandera bicolor, y el semáforo se pone de verde.



Arrancan los dos coches, haciendo chirriar los neumáticos sobre el asfalto.

El Citroen Sexo, sale disparo, como un tiro. Se PONE de 0 a 100 km/h en cuestión de 3 segundos. Casi de manera automática e instantánea.
En cambio, al otro lado de la pista, el potente Polvo 4x4, por más que acelera y revoluciona su motor, no alcanzaba una velocidad excesiva.
Citroen Sexo, saca mucha distancia de ventaja, arañando los segundos a su adversario. Ahorrando bastante tiempo al disponer de un sistema de cambio automático.

Tras varias vueltas al circuito, Polvo 4X4 consigue equilibrar la carrera y alcanzar con su potente motor. A pesar de tener un sistema de cambio manuales, le resta poco a poco ventaja. Polvo 4X4 tiene un motor de gasóleo mucho más potente y duradero que le otorga un aguante único.

Solo queda una vuelta para finalizar la carrera. Están muy igualados ambos competidores. Se respira tensión en las gradas, y continúan los coros desde las mismas.

Quedan escasos metros para sobrepasar la línea de meta. ¡El público se pone en pie! Los gritos y la euforia se respiran en el circuito.
No se aprecia diferencia entre los dos vehículos. La diferencia es mínima.

Y… ¡cruzan la línea de meta!

Hay un momento de confusión, no se pudo apreciar con exactitud el ganador debido a lo ajustado que llegaron ambos competidores. Tendremos que hacer uso de las tecnologías para saber quién es el ganador.

¡No salimos de nuestro asombro! ¡Empate técnico! Los dos vehículos han llegado a la vez, y no hay ningún tipo de diferencia entre ellos ¡Asombroso!
Las gradas se ponen en pie y alzan banderas, gritos y corean a los ganadores.
¡Tenemos ganadores señores y señoras! ¡ Increíble!
Ambos competidores han hecho una gran demostración de sus destrezas y habilidades. Han concluido la carrera de una manera apoteósica e inigualable.

Recuerden Cupideros, que el hombre es de gasolina y funciona con cambio automático, y la mujer es de gasoil y es “manual”. 
Sabiendo cómo funciona el cuerpo del otro en la cama, podremos entendernos mejor… y si no, y si no somos capaces de ver estas diferencias… ¡siempre nos quedará Durex Lovers Connectfrío para él y calor para ella, para llegar a la línea de metas juntos!



Recuerden Cupideros que la mujer y el hombre son iguales en diferencia.



LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de
Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido

Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero