EL HOMBRE DE DIAMANTE


Érase una vez... ÉL.

Watson era un hombre muy peculiar y extraño. Tenía bastantes dotes intelectuales, y a su vez era muy bello. Poseía cualidades bastante positivas a vista de cualquier persona, pero era un ser emocionalmente inerte, sin sentir. 
A pesar de que poseía un corazón, su única finalidad era bombear la sangre por su cuerpo. Sus emociones habían sido devoradas por las desilusiones, el desaliento y el desamor.
Lo habían amado mal, muy mal, o eso es lo que se podía intuir tras aquella apariencia de tipo duro. 
Había estado en varios hogares dónde no supieron quererlo.
Lo había pasado tan mal, que decidió borrar todo sentimiento de amor de su corazón. Quedándose atrapado con el dolor, el odio y la soledad.



Decidió evitar que los bellos sentimientos afloraran de su interior. Negando todo aquello que lo hacía feliz. Mostrando una careta cruel y vil. Una careta de villano de película. Haciendo creer al resto, que dentro de su ser, solo había un oscuro personaje.

Con mirarle a sus enormes ojos, se podía entre ver que estaba sediento de cariño, que lo necesitaba a gritos. Que se estaba ahogando en aquel pozo solitario. Pero... era un pozo sin agua, un pozo de miedos e inseguridades, que solamente figuraban en su mente.

Ansiado por las caricias y la ternura, proyectaba al exterior todo su daño. Se enmascaraba de frialdad y crueldad, armado por una gran coraza, para que nadie más pudiera romperle el corazón.

Nadie sabía el daño que corría por sus venas, ya que su blindada coraza, apenas dejaba ver lo que sentía. No era capaz de expresar todo aquel daño. O al menos no podía verbalizarlo de una manera sana. Solo era capaz de exteriorizarlo tras ese odio de sus emociones. Y lo más cruel era que lo lanzaba contra tod@s aquellos que intentaran acercarse.


No se dio cuenta, que hay personas que tienen unas gafas especiales. Gafas que facilitan ahondar en lo más puro de las personas. Gafas que permiten penetrar en la esencia de las personas. Lentes con la capacidad de apartar las telarañas que dejan a la vista el corazón y buscar en el interior.
Se le olvidó el pequeño detalle que no todo el mundo es igual.

Watson, aquel hombre triste, tenía una lección muy importante que aprender. Debía gestionar todo aquel daño para lograr ser feliz, sin esconderse de las emociones y sentimientos.
Watson debía recuperar el control de sus emociones, pero sin negarlas, sin suprimirlas o anularlas.

Nadie podría borrarle el dolor de su pasado, porque la vida no se trata de restar. La vida es sumar siempre. Aprender, crecer y seguir para adelante.
Watson era el único que podía tomar las riendas de su corazón. No sabía que, el único responsable de su lamentable estado era él. 
No era consciente que... "no es lo que nos sucede, no son los hechos dolorosos que vivimos, es la ACTITUD con la que nos enfrentamos en la VIDA". 
Nadie podía decidir por Watson. Nadie podía tener la custodia de su corazón. Nadie tenía la varita mágica de sus emociones, y tampoco decidir su estado de ánimo.

No había aprendido que las heridas no se borran, que siempre permanecerán en nuestro cuerpo. Que lo valiente es poder mirarlas con el paso del tiempo y decir "esta cicatriz ya no duele", es solo un aprendizaje más.
Solo nosotr@s somos los únic@s culpables. Que no hay más villanos que nuestros propios pensamientos. Y que dependerá de la interpretación que hagamos de los hechos.

Un día Watson llegó a un nuevo hogar. Un lugar donde lo amaban de verdad, con emoción y sentimientos. Un refugio dónde lo besaban con los ojos abiertos, sin pestañear, ni dudar. Pero Watson, nuevamente era incapaz de soportar aquel cariño. ¡Desconfiaba! Pero no desconfiaba de aquel amor que le brindaban, desconfiaba de su propio ser.

El miedo se apoderó de él. No fue capaz de tolerar  esos sentimientos de amor en su corazón corrompido, y nuevamente huyó... 


Para la formación de los diamantes, es necesaria una presión muy alta y temperaturas extremas de algo tan simple como el carbón. Ojalá que nuestro amigo Watson, algún día pueda seguir brillando, sin la rudeza de un DIAMANTE.


Recuerden Cupider@s que huir del amor, es tan estúpido como evitar tener hij@s haciéndole el amor a tu cuñad@, para tener sobrinos en vez de hij@s.

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de:

Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com


Comentarios

  1. Me hozo llorar Gracias me encanta tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste el blog. Y con respecto a hacerte llorar, espero siempre que sea de felicidad o de risa. Recuerda que hay que QUERER con mucho humor. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

POLÍTICA DE PRIVACIDAD



El presente Política de Privacidad establece los términos en que LA MIRILLA DE CUPIDO usa y protege la información que es proporcionada por sus usuarios al momento de utilizar su sitio web. Esta compañía está comprometida con la seguridad de los datos de sus usuarios. Cuando le pedimos llenar los campos de información personal con la cual usted pueda ser identificado, lo hacemos asegurando que sólo se empleará de acuerdo con los términos de este documento. Sin embargo esta Política de Privacidad puede cambiar con el tiempo o ser actualizada por lo que le recomendamos y enfatizamos revisar continuamente esta página para asegurarse que está de acuerdo con dichos cambios.

Información que es recogida

Nuestro sitio web podrá recoger información personal por ejemplo: Nombre, información de contacto como su dirección de correo electrónica e información demográfica. Así mismo cuando sea necesario podrá ser requerida información específica para procesar algún pedido o realizar una entrega o facturación.

Uso de la información recogida

Nuestro sitio web emplea la información con el fin de proporcionar el mejor servicio posible, particularmente para mantener un registro de usuarios, de pedidos en caso que aplique, y mejorar nuestros productos y servicios. Es posible que sean enviados correos electrónicos periódicamente a través de nuestro sitio con ofertas especiales, nuevos productos y otra información publicitaria que consideremos relevante para usted o que pueda brindarle algún beneficio, estos correos electrónicos serán enviados a la dirección que usted proporcione y podrán ser cancelados en cualquier momento.

LA MIRILLA DE CUPIDO está altamente comprometido para cumplir con el compromiso de mantener su información segura. Usamos los sistemas más avanzados y los actualizamos constantemente para asegurarnos que no exista ningún acceso no autorizado.

Cookies

Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web.

Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, visitas a una web . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Enlaces a Terceros

Este sitio web pudiera contener en laces a otros sitios que pudieran ser de su interés. Una vez que usted de clic en estos enlaces y abandone nuestra página, ya no tenemos control sobre al sitio al que es redirigido y por lo tanto no somos responsables de los términos o privacidad ni de la protección de sus datos en esos otros sitios terceros. Dichos sitios están sujetos a sus propias políticas de privacidad por lo cual es recomendable que los consulte para confirmar que usted está de acuerdo con estas.

Control de su información personal

En cualquier momento usted puede restringir la recopilación o el uso de la información personal que es proporcionada a nuestro sitio web. Cada vez que se le solicite rellenar un formulario, como el de alta de usuario, puede marcar o desmarcar la opción de recibir información por correo electrónico. En caso de que haya marcado la opción de recibir nuestro boletín o publicidad usted puede cancelarla en cualquier momento.

Esta compañía no venderá, cederá ni distribuirá la información personal que es recopilada sin su consentimiento, salvo que sea requerido por un juez con un orden judicial.

LA MIRILLA DE CUPIDO Se reserva el derecho de cambiar los términos de la presente Política de Privacidad en cualquier momento.

Entradas populares de este blog

JUEGOS SEXUALES PARA PAREJAS

¿ERES CONSUMISTA EMOCIONAL?