UNA NOCHE DE LIGUE CUALQUIERA

Jorge estaba apoyado en la barra de la discoteca con todos sus amigos. A lo lejos ve a una chica muy atractiva, simpática, alegre, y decide ir a hablar con ella.

- ¡Hola! ¿Qué tal? Te estaba mirando desde la barra y me preguntaba si te apetecería una copa conmigo - le dice Jorge con una amplia sonrisa de conquistador.
- ¡Hola! Muchas gracias. Pero estoy con mis amigas bailando, te lo agradezco.
- Solo será una copa, dile a tus amigas que en breve estas con ellas. Me apetecería conocerte, eres muy guapa.
- Perfecto, pero solo una copa, ¿Vale? - le responde tímidamente Laura.



Cuatro horas y 3 cubatas después, Jorge y Laura estaban en el piso del joven. Pasaron una noche muy divertida, entre risas y sexo.

Algunos meses más tarde, Laura comenzó a sentirse muy mal de salud, y decidió ir al médico. Aparentemente no tenía nada, pero le empezaron a hacer unos análisis y el resultado fue contundente.
¡Laura tenía VIH!

- ¿Cómo había pasado algo así? ¡Era imposible! - se repetía una y otra vez en estado de conmoción.

Llamó a su mejor amiga, porque necesitaba hablar y entender aquella absurda situación. Las dos amigas se sentaron a llorar juntas. Poco a poco intentaron encontrar una explicación.

-¡María es imposible! Solo he estado con tres chicos. Roberto y Jose, mis dos exs. Ellos...ellos no son así. Y luego aquel chico, Jorge. El chico que conocí en la fiesta de tu cumpleaños.
- ¿Usaste protección? - Le interrogó asustada su amiga María.
- No María, era un joven abogado muy sano y limpio. Imposible que...


Laura y María hicieron cuentas... y de repente se dieron cuenta de algo.


Ya no era Robert, Jose y Jorge. La cadena se podía haber extendido mucho más allá de todo lo que sus ojos podían alcanzar. Tanto, que el rastro de sus imprudencias, se perdía de su capacidad de visión de una manera que llegaba a asustar.


No quiero hacer un análisis exhaustivo de la enfermedad, ni una tesis. Mi interés puramente es reflejar la proximidad de algunas imprudencias. Que aunque nosotros sepamos que al acostarnos con "X" persona, limpia, aseada o sana, no nos está librando de contraer una enfermedad sexual, como puede ser el VIH. Ya que al mantener relaciones sexuales de riesgo (sin protección), es casi lo mismo, si nos estuviéramos acostando con todas las personas que nuestra pareja se ha acostado. Y a su vez... sigue la cadena.

El Sida es una enfermedad que mata alrededor de 36 millones de persona al año en todo el mundo.
Es una enfermedad que hoy por hoy, es mucho más común y cercana de lo que nos podemos imaginar. 
Ya no se tiene que ser toxicómano o gay, para vivir una situación como esta.
Es una enfermedad de transmisión sexual, que está en la sociedad moderna y no solo en el tercer mundo.

Mentalizarnos de una salud sexual plena, satisfactoria, incumbe el tener salud sexual y protegernos de las ETS.

Como reflexión personal ante esta problemática, me gustaría resaltar los millonarios beneficios que obtienen la industria farmacéutica con esta, y otras enfermedades.
El Sida no te mata, simplemente baja tus defensas inmunológicas. De esta manera, es mucho más fácil contraer todo tipo de enfermedades, como una simple gripe.
¿Saben la cantidad de antigripales que deben vender una empresa farmacéutica para cubrir las necesidades de un enfermo de Sida? ¿Realmente quieren hacerme creer, que el hombre ha sido capaz de llegar a la luna, y no han descubierto aun una vacuna? Mi desconfianza me dice, o que la llegada del hombre a la luna fue una de las mejores super producciones americanas, o me mienten con mi salud. ¡A saber la de cosas que los ocho magníficos que mueven los hilos mundiales nos ocultan!
Disculpen mi desconfianza, pero me cuesta creer ciertas cosas, y más cuando los intereses de las grandes empresas están en juego, y nosotros, solamente somos ratas del laboratorio que dan altos beneficios a costa de nuestra "mala salud".

Recuerden Cupider@s que la única vacuna que nos protege del VIH, es la protección.


LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de:

Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com


2 comentarios:

  1. Un buen relato y con un buen mensaje.
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cielo. Hay que darle mucha importancia a la salud sexual. Educar y concienciar para poder disfrutar de una sexualidad plena, pero saludable.

      Eliminar

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero