ÉRASE UNA VEZ UN CLÍTORIS




Corría... allá por el año 300 a. C. cuando un médico (vete tú a saber en qué universidad / pesebre estudió). Hipócrates en sus estudios, argumentaba que, estimular el clítoris durante las relaciones sexuales aumentaba la fertilidad...  hasta ahí, todo muy cristiano.


Pero realmente el descubrimiento de nuestro amigo el clítoris fue mucho más tarde, allá por el año 1559. El médico Mateo Colón, que nada tiene que ver con el Colón que descubrió las Américas, hecho casi sin importancia, comparado con el descubrimiento del clítoris. Dicho médico, estudiando la anatomía de la vulva, hizo tan magnífico descubrimiento para la humanidad. 
Pero sinceramente, creo que pasó casi de una forma similar a los saqueos previos a las Américas tras su descubrimiento. El clítoris, tras ser descubierto, ha sido sufridor de infinidad de torturas innecesarias.




Siglos tras siglos, nuestro amigo el clítoris ha sido motivo de conflicto, disputas, contradicciones y controversias.

¡En 1750 se PROHÍBE la masturbación! ¿Se pueden imaginar la escena? Que alguien externo a nuestra propia persona, no solo nos dicta lo que tenemos y no tenemos que hacer con nuestro cuerpo, sino que nos impida disfrutar y sentir placer. Es como si ahora el presidente del gobierno sacara una ley que nos prohíbe a l@s golos@s comer chocolate... ¡Nada de placeres!





Pero ahí seguía nuestro amigo, dando mucho de que hablar, porque para poca cosa más parece que nos servía. En 1880, nos tratan a las mujeres como "Histéricas" PINCHA AQUÍ. Nos masturbaban los médicos, para tratarnos el mal humor... y nos trataban de histéricas. En eso, poco parece ser que ha cambiado la cosa. Hoy por hoy, se resuelven muchas conversaciones con la adorable frase... "¿Te va a venir la regla?"



Ya por 1905, Sigmund Freud, argumenta en sus publicaciones sobre las teorías de la sexualidad, que las mujeres somos unas frustradas porque nuestro clítoris no se terminó de desarrollar en un bonito y flamante pene... Que las mujeres vivimos acomplejadas, frustradas y reprimidas debido a que nuestro clítoris es "quiso y no pudo"...PENE.




No es hasta 1975, cuando el clítoris comienza a tener una reconocida mención y labor en la sexualidad femenina, y no únicamente en la reproducción humana. Es cuando realmente se  le empieza a dar el lugar que corresponde, y se investiga la anatomía de la mujer de una manera más acertada y con una visión "más moderna". Se comienza a hablar sobre la sexualidad femenina como tal.




Pero en la actualidad, sinceramente creo que el clítoris no tiene el reconocimiento que se merece. Mis argumentos podrían parecer una revolución feminazi, pero nada más lejos de la realidad. Únicamente, mi pretensión es recopilar todo el recorrido por el que las mujeres y la sexualidad hemos tenido que vivir, o casi sufrir.


Nos han anulado la sexualidad, llamado de histéricas e incluso prohibido algo tan básico como sentir placer con nuestro propio cuerpo.

Suena exagerado e incluso descabellado, pero es que en la actualidad, existen muchos países que siguen practicando la ablación del clítoris. Práctica grotesca e inhumana, donde cogen a niñas, y literalmente les amputan su clítoris. Sin ningún tipo de anestesia ni medidas higiénicas. Niñas que desde muy corta edad, están vetadas al placer. Les imponen una sexualidad meramente reproductiva, y sin capacidad de elección sobre sí misma.
Señores (hombres), ¿se pueden hacer una idea de lo horroroso que sería cortarles el glande a sangre fría y en esas condiciones?... ahí les dejo pensando.



Parece ser que en la actualidad, las mujeres seguimos siendo pasajeros turistas, de segunda clase. Mujeres supeditadas a un mundo masculino, donde los hombres deciden sobre como vestir, como comportarnos, que hacer con nuestro cuerpo y que es lo que debemos sentir o no.


Un planeta que grita una igualdad entre ambos sexos, un mundo en el que luchar tus derechos es sinónimo de feminazi o rebeldía.
Una tierra donde hablar de sexualidad femenina sigue siendo un tema de controversia, prejuicios, tabúes, mitos e incluso descalificaciones.



¡Y colorín colorado... este clítoris no ha acabado!






Recuerden Cupider@s que la masturbación es practicar sexo con alguien a quien amas. (Woody Allen)

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de:

Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido

Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

7 comentarios:

  1. Tan solo de ver la tercera imagen, me dolió TODO! :s
    Es cierto que el ser humano en general a limitado al sexo femenino en muchos ámbitos, lo bueno que hoy en día eso esta cambiando, y la igualdad se acerca cada vez mas. Aun hay costumbres que hay que erradicar, pero pues por algún lado se empieza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente la cosa está cambiando, pero mucho camino por andar aún...

      Eliminar
  2. Es cierto, es sexo masculino desde tiempos inmemoriales ha hecho cualquier cosa por defender su estatus ante los seres humanos (ante la mujer), con ello, incluso se ha limitado la sexualidad de ella, para poderla dominar a la perfección. Es bueno que las "costumbres" van cambiando.

    ResponderEliminar
  3. Primero que nada: ¡Ese sí que es un título con el que llamar la atención!

    Muy interesante tu artículo y con ese toque casi desenfadado que le das lo haces sumamente fácil de leer. Aunque a favor de los hombres (judíos en específico) me imagino que podrían decir que sí, se imaginan eso de ser cercenados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias.
      En relación a los hombres judíos... ellos sabrán perfectamente la crueldad que conlleva a dicha "mutilación genital".
      Respeto todas las culturas, siempre y cuando no vaya en contra de los DDHH, sea un maltrato animal o cualquier "costumbre" similar. Como diría mafalda..."paren el mundo que yo me bajo aquí"

      Eliminar

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero