EL VALOR DE LOS VALORES

Los valores son fundamentalmente creencias que nos ayudan a modular, tanto nuestros actos como nuestros pensamientos o nuestros sentimientos. Nos sirven de referencia o de pautas, a la hora de elegir tanto metas, aspiraciones, sueños...


Los valores morales nos definen como persona, define nuestra personalidad y dignidad. Son convicciones que orientan nuestra conducta, nuestra personalidad e incluso nuestros sentimientos.


Tod@s y cada un@ de nosotr@s nacemos desnud@s, de cuerpo y alma. !Nacemos en pelotas! 
Podemos engalanar nuestro cuerpo con algo tan simple como una prenda de vestir. Así, de este modo, podremos aparentar lo que queramos ser.
¿Pero cómo llenamos nuestra alma? ¿Con qué llenamos nuestro corazón? ¿Cómo recubrimos nuestra mente?
Cada persona va construyendo sus propios valores en función a las experiencias vividas, y a la educación que nos inculcan desde pequeños, tanto en el entorno familiar, escolar, como nuestro círculo de amistades. 
No todos poseemos los mismos valores, cada persona tiene su propia escala de valores diferente. 
Cada un@ de nosotr@s poseemos prioridades diferentes al resto, lo que nos hace seres únicos y diferentes. 


Quizás "follarte" (perdón la expresión, pero me salió del alma), follarte a la novia de tu amigo, es un acto sin importancia, o totalmente normal y lícito. A pesar de que la gran mayoría de las personas podemos tachar este hecho como detestable e inmoral, hay personas que lo pueden ver con una inmaculada normalidad. Digamos que, en la escala de valores de esta persona, la amistad, la fidelidad, la honradez, la sinceridad, la dignidad... no ocupa un puesto alto dentro de su escala de valores, o incluso ni exista. Quizás, el interés propio o lo material, ocupa un lugar mucho más relevante, y por eso actúa así. Quizás, el precio que se paga por actos de este tipo, es quedarse sol@, debido a que sus seres querid@s vayan dándole la espalda por no compartir los mismos valores.



Socialmente hay valores muy bien aceptados, pero hay muchos otros que no lo son. Nunca me ha gustado usar la palabra "normal", ya que jamás he entendido su significado. Supongo que en la RAE, dirá que es "lo aceptado" por una mayoría, "lo usual". Pero me niego a pensar que en algunos países sea NORMAL la ablación del clítoris en las niñas. Si eso es normal, me declaro ANORMAL. Si esos son los valores morales o costumbres a seguir por una mayoría, me defino como REBELDE o inmoral.


Es muy difícil señalar como únicos y exclusivos algunos valores aceptados socialmente. Delimitar los valores que son correctos, sería un tema de gran confrontación. Lo único que podría defender desde mi escala de valores, es vivir acorde a ellos. Es fundamental vivir con los pensamientos y sentimientos totalmente alineados. Me generaría una inestabilidad emocional enorme y unos conflictos emocionales si así no fuera.


Cuando nos relacionamos con el resto de personas, podemos observar que tipo de valores mueven su mundo, cuáles son sus fuentes de inspiración para manejarse, y sobre todo, si realmente es una persona íntegra a sus principios. La honestidad, la valentía, la capacidad de superación, el esfuerzo, la nobleza... son valores que parece que a día de hoy van perdiendo fuerza en nuestra sociedad, debido a un mundo materialista. Un planeta regido por la avaricia, el egoísmo y la individualidad.

El respeto, la sinceridad y la superación personal son valores fundamentales para vivir en armonía. Son valores que nos harán la vida mucho más fácil y placentera. 
Cupider@ si realmente quieres ser feliz, vive intensamente. Márcate unas metas, objetivos que lograr, sueños que cumplir. Pero hagas lo que hagas, mantén el timón de tu vida, tu norte. Sé honesto contigo mismo, y este hecho repercutirá en los demás. Se una persona luchadora y tenaz. Y sobre todas las cosas sé INTEGRA. ¡Sé buena persona!



Les dejo por aquí un vídeo que tiene algunos años, pero suelo utilizarlo bastante para recordar la importancia de la superación personal. 

                               

Cupider@ recuerda siempre que aunque tengas ganas de desfallecer, sin ganas de seguir adelante, SE PUEDE LOGRAR. Avanzar en el camino, es la única forma de crecer personalmente. Continuar en la lucha a pesar de la desmotivación, desgana o apatía. Estancarse es solo para el agua sucia, nosotr@s tenemos que FLUIR.
Recuerda tener valores en la vida, no solo para "ser aceptad@ socialmente", si no para ser una persona íntegra.


Recuerda Cupider@ que si tratas a los demás como te gustaría ser tratado, pocos valores más serían necesarios.
LES QUIERO CON MUCHO HUMOR




Les recuerdo que pueden seguirme a través de:



Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

2 comentarios:

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero