TU VENENO (RELATO ERÓTICO)

Paula, una joven dinámica y extrovertida, llevaba saliendo con Raúl tan sólo unos meses. Ella había decidido apostar por esa nueva relación, ya que él, le aportaba la paz, calma y serenidad que necesitaba en su día a día. La razón de Paula, le indicaba que era lo más honesto y sensato, pero el deseo y las pulsiones de la joven, iban por otro camino.

    



Paula tenía un amor secreto, un amor prohibido. Paula tenía en su cuerpo veneno, impregnado por un viejo amor. Un amor de esos que no se olvidan ni se ignoran. Un amor que por mucho que pasen los años, siempre quedarán llamas incandescentes.
La mente de Paula era consciente que ese veneno era malo e imposible. Veneno tóxico e insano. Pero la atracción fatal que sentía era indescriptible. Sensación única e irrepetible. Su cuerpo y mente tenían que hacer un ejercicio de voluntad para poder desterrarlo y apartarlo de su vida.

Cayó la noche, y Paula descansaba en su sofá tras una larga jornada laboral. Su mente estaba tranquila, y su cuerpo muy relajado. Pero inesperadamente, se apoderó de ella un viejo recuerdo. Regresó a su psique un tormento agridulce.
Por una milésima de segundo, perturbó su descanso, agitando su juicio. La incoherencia de su recuerdo, la angustia por los sentimientos encontrados. Sintiendo una inconexión entre sus pensamientos y sus deseos. Sabía que ese veneno debía permanecer en su pasado, y afrontar una nueva vida junto a Raúl. Pero este pensamiento fue limitado, ya que el deseo hacia lo prohibido superó todo raciocinio.

Paula estaba recostada en el sofá. La habitación estaba solamente iluminada por una pequeña lámpara en la mesita. De fondo se escuchaba un poco de Jazz en su ordenador. Cerró los ojos lentamente y dejó que su cuerpo, mente y alma volaran sin rumbo. Navegar hasta los senderos de sus instintos más primitivos.


Comenzó a sentir el veneno en su piel. Lentamente un escalofrío irrumpió en cada poro de su piel. Poco a poco estaba calando en sus entrañas aquella rememoración tóxica. 
Cada uno de los poros de su piel, se erizaban con tan solo el recuerdo de su amante inverosímil. 
Sus manos sudorosas comenzaron a acariciar su cuello. Sentía los latidos de su pulso acelerado a través de su garganta que poco a poco se iba secando por los jadeos.
Pausadamente, los dedos recorrían la tersa piel de Paula, dirección sur.Sintió un leve cosquilleo cerca de su ombligo que la hizo estremecerse.
Su mente proyectaba la imagen de aquel amante de una manera tan veraz que casi podía oler el aroma de su piel.



Mentalmente se recreaba contemplando el cuerpo de su bello amante. Era tan real la presencia de aquel veneno que casi podía rozar con la punta de sus dedos sus labios. Labios que recorrían todo el cuerpo de Paula. Palmo a palmo, centímetro a centímetro.
Embriagada por el deseo y la adicción que le producía aquella locura, Paula susurraba su nombre, invocando la presencia de aquel demonio que llevaba marcado en su piel.
Durante horas, o quizás minutos, o tan siquiera segundos, Paula se dejó llevar por la devoción de sus instintos.

Se convirtió en un encuentro entre un mortal y un recuerdo, entre Paula y su debilidad, entre una presa y su cautivador. Un encuentro entre un cuerpo y un alma, entre la materia y la esencia. Pero a pesar de, Paula podía sentir el aliento del veneno, podía sentir sus caricias, sus besos, su piel, su calor.



La espalda de Paula se retorcía levemente a medida que sentía los besos tóxicos que su imaginación le iba proporcionando. 
Su entrepiernas era un volcán. Un volcán que manaba fuego y agua, pasión y deseo.
No había pócima para calmar aquella pasión, para salvaguardar su alma de aquel veneno. 
Los gemidos de Paula sonaban al compás de aquellos dedos imaginarios que rozaban todo su cuerpo, de aquel cuerpo que se introducía dentro de ella. 
Paula podía sentir como se impregnaba de aquella delirante y mágica posesión. 


Las caderas de Paula comenzaron a quebrarse, a derretirse a fuego lento. Los vaivenes de aquel cuerpo dentro de ella, atrapaba como la más mortífera droga. Suspirando, gimiendo, jadeando... Paula se dejó  llevar de la mano del deseo. La lujuria de aquellos amantes fugaces se palpaba en el aire. Aire repleto de feromonas pasionales, convertidas en carne y pecado.

Paula lanzó al aire un gemido. Era un gemido anunciador del clímax. Un gemido que notificaba el culmen, el goce, el orgasmo, simplemente alcanzó el nirvana...


Paula despertó con los dedos humedecidos por el veneno de su amante. En ese mismo instante, se escuchó como la puerta de la entrada se cerraba. Paula aturdida, corrió hacia la puerta a comprobar que había sucedido, pero solamente pudo ver el rastro de aquella pasión. Escuchó aquellos pasos que tras el pasillo huía. Le confesaba que estuvo allí. 

Paula cerró la puerta, apoyó su espalda a la puerta y suspiró con una leve sonrisa. Sabía que su veneno no había estado físicamente, pero el
deseo y la pasión entre ambos era tan fuerte, que solo con imaginarse se acercaban.

Estar sin estar, ser sin ser, querer sin querer, poder sin poder.






Recuerda Cupider@ que, hasta los deseos más imposibles, pueden llegar a hacerse realidad. Solo tienes que poner un poco de esperanza a los sueños y un poco de fantasía a la realidad.

LES QUIERO CON MUCHO HUMOR
Les recuerdo que pueden seguirme a través de:
Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido

Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

Comentarios

  1. Hi!

    Ojalá los deseos más imposibles se hicieran realidad...

    Buen relato :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Haremos de lo imposible, todo lo posible. Un saludo.

      Eliminar
  2. Excelente Relato. Quien fuera Paula!
    Felicidades y gracias por compartir.
    Un saludo
    Carla Mila

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

POLÍTICA DE PRIVACIDAD



El presente Política de Privacidad establece los términos en que LA MIRILLA DE CUPIDO usa y protege la información que es proporcionada por sus usuarios al momento de utilizar su sitio web. Esta compañía está comprometida con la seguridad de los datos de sus usuarios. Cuando le pedimos llenar los campos de información personal con la cual usted pueda ser identificado, lo hacemos asegurando que sólo se empleará de acuerdo con los términos de este documento. Sin embargo esta Política de Privacidad puede cambiar con el tiempo o ser actualizada por lo que le recomendamos y enfatizamos revisar continuamente esta página para asegurarse que está de acuerdo con dichos cambios.

Información que es recogida

Nuestro sitio web podrá recoger información personal por ejemplo: Nombre, información de contacto como su dirección de correo electrónica e información demográfica. Así mismo cuando sea necesario podrá ser requerida información específica para procesar algún pedido o realizar una entrega o facturación.

Uso de la información recogida

Nuestro sitio web emplea la información con el fin de proporcionar el mejor servicio posible, particularmente para mantener un registro de usuarios, de pedidos en caso que aplique, y mejorar nuestros productos y servicios. Es posible que sean enviados correos electrónicos periódicamente a través de nuestro sitio con ofertas especiales, nuevos productos y otra información publicitaria que consideremos relevante para usted o que pueda brindarle algún beneficio, estos correos electrónicos serán enviados a la dirección que usted proporcione y podrán ser cancelados en cualquier momento.

LA MIRILLA DE CUPIDO está altamente comprometido para cumplir con el compromiso de mantener su información segura. Usamos los sistemas más avanzados y los actualizamos constantemente para asegurarnos que no exista ningún acceso no autorizado.

Cookies

Una cookie se refiere a un fichero que es enviado con la finalidad de solicitar permiso para almacenarse en su ordenador, al aceptar dicho fichero se crea y la cookie sirve entonces para tener información respecto al tráfico web, y también facilita las futuras visitas a una web recurrente. Otra función que tienen las cookies es que con ellas las web pueden reconocerte individualmente y por tanto brindarte el mejor servicio personalizado de su web.

Nuestro sitio web emplea las cookies para poder identificar las páginas que son visitadas y su frecuencia. Esta información es empleada únicamente para análisis estadístico y después la información se elimina de forma permanente. Usted puede eliminar las cookies en cualquier momento desde su ordenador. Sin embargo las cookies ayudan a proporcionar un mejor servicio de los sitios web, estás no dan acceso a información de su ordenador ni de usted, a menos de que usted así lo quiera y la proporcione directamente, visitas a una web . Usted puede aceptar o negar el uso de cookies, sin embargo la mayoría de navegadores aceptan cookies automáticamente pues sirve para tener un mejor servicio web. También usted puede cambiar la configuración de su ordenador para declinar las cookies. Si se declinan es posible que no pueda utilizar algunos de nuestros servicios.

Enlaces a Terceros

Este sitio web pudiera contener en laces a otros sitios que pudieran ser de su interés. Una vez que usted de clic en estos enlaces y abandone nuestra página, ya no tenemos control sobre al sitio al que es redirigido y por lo tanto no somos responsables de los términos o privacidad ni de la protección de sus datos en esos otros sitios terceros. Dichos sitios están sujetos a sus propias políticas de privacidad por lo cual es recomendable que los consulte para confirmar que usted está de acuerdo con estas.

Control de su información personal

En cualquier momento usted puede restringir la recopilación o el uso de la información personal que es proporcionada a nuestro sitio web. Cada vez que se le solicite rellenar un formulario, como el de alta de usuario, puede marcar o desmarcar la opción de recibir información por correo electrónico. En caso de que haya marcado la opción de recibir nuestro boletín o publicidad usted puede cancelarla en cualquier momento.

Esta compañía no venderá, cederá ni distribuirá la información personal que es recopilada sin su consentimiento, salvo que sea requerido por un juez con un orden judicial.

LA MIRILLA DE CUPIDO Se reserva el derecho de cambiar los términos de la presente Política de Privacidad en cualquier momento.

Entradas populares de este blog

JUEGOS SEXUALES PARA PAREJAS

¿ERES CONSUMISTA EMOCIONAL?