¡QUE TE DEN POR EL CULO!

¡Sí, sí! ¡Que le den por culo a todos los hombres del mundo! ¡A toditos, a cada uno de los hombres del planeta!



No piensen que mis palabras son fruto de una misandria interna, ni que estoy dañada y resentida con el género masculino, y mucho menos que soy una irrespetuosa con ellos. Todo lo contrario, es desearles mis mejores y buenos deseos. Es desearles placer, todo el placer que podrán sentir e imaginar.



Si eres de esos "machos alfas" que dicen... por el culo ni el pelo de una gamba, ese carril es de un solo sentido, ese agujero seguirá siendo negro hasta el apocalipsis, mi sótano jamás verá la luz, caquita pa´fuera... deberás leer con mucha atención lo que tengo que contarte.

Si eres uno de esos hombres "muy machos", que aun se resisten a explorar ciertas zonas del cuerpo, como es en este caso es la parte de atrás, el pompi, la puerta de atrás, el culo o simplemente el ano, deberás leer esto que vengo a contarte.
Ya sea por miedo, por prejuicios o por desconocimiento, les traigo una buena noticia. ¡El punto G masculino está en el culo!
Quizás conociendo un poco de anatomía masculina, más de uno se anime a probar y explorar ese GRAN desconocido; el punto G masculino. 

Podrás encontrar este botón mágico gracias a la estimulación de la glándula prostática y el perineo. Hablando en plata, estimulándote en el culo.


Acariciar la zona del perineo (entre los testículos y el ano), el género masculino puede obtener un incentivo en las prácticas sexuales. Pero si aun así, desconoces los grandes placeres ocultos de esta zona, podrás localizarlo rápidamente, utilizando un poco de lubricación e introducir un dedo, o dos o... bueno, tampoco sean tan viciosos, que con uno lo encuentran rápido.  

Mantener este tipo de práctica, NO es ser homosexual, ni gay. Es simplemente un aprovechamiento de los recursos. Disfrutar de los puntos de estimulación y placer que el cuerpo nos brinda. Es dar luz al agujero negro chicos, en beneficio a vuestro placer.

Veamos cuál sería el kit perfecto para descubrir los placeres ocultos del punto G masculino. Fácil y sencillo. 

Materiales:

1. Liberar toda tu mente de prejuicios.

2. Lubricante.

3. Abrir tu mente, y lo que no es mente también.

Procedimiento:

No se necesitan grandes destrezas, ni técnicas. Con suavidad y un poco de lubricante, a la entrada del ano se encuentra el maravilloso punto G. El efecto es simplemente estimular la próstata. Masajear esta zona aumentará tanto la firmeza de la erección como de la intensidad del orgasmo.

Si eres un poco más atrevido, puedes usar algún juguetito. Les recomiendo el uso de las bolas tailandesas, ya que no tiene forma fálica, para aquellos que sufran de esa extraña enfermedad conocida como "yosoymuymacho". 

Esta hilera de bolas que va de menor tamaño a mayor, facilitará la estimulación. Recuerda que todo lo que introducimos en nuestro cuerpo, deberá ir acompañado de lubricante.
Todos los juguetes anales, siempre tendrán un tope o en este caso, "anilla de emergencia", ya que el ano tiende a chupar, absorber o atrapar. Y para evitar incidentes innecesarios, y terminar una noche de pasión en el servicio de urgencias con algo atrapado en el culo, es mejor ser consciente de este dato.

Así que mi Cupi-consejo inicial, no creo que ahora parezca tan descabellado. Ahora que saben que yo solo deseo lo mejor para ustedes, y que quiero que alcancen una vida sexual placentera y satisfactoria al máximo, les vuelvo a repetir... ¡QUE LES DEN POR EL CULO!


Recuerda Cupider@ que el único acto sexual no natural, es el que no se puede hacer.




LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de:

Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero